Debate: Madrid paseable.

El pasado 19 de septiembre, en el marco de La Celeste, la Semana Europea de la Movilidad en Madrid, tuvo lugar un acto que pasó bastante desapercibido pero que fue bastante interesante.

Se trataba de el debate en torno a la movilidad peatonal en Madrid con el título “Hacia un Madrid más caminable”. En su día tratamos de retransmitir el debate por twitter bajo el hashtag #madridpaseable y cuyo hilo se puede seguir a través del siguiente tweet:

Rescatar este acto tiene dos motivos:

Uno, poner en valor y dar mayor difusión a la ponencia de apertura del debate.
Dos, rescatar algunos puntos del debate posterior que a nuestro juicio merecen una reflexión más tranquila.

Ponencia: “Cómo el coche ha ido moldeando la ciudad moderna”

La apertura del debate corrió a cargo de Alfonso Sanz, geógrafo, matemático y técnico urbanista con una larga trayectoria y puso sobre la mesa un proceso que no ha sido contado suficientes veces y que no es otro que cómo el coche privado se fue haciendo hueco en las ciudades desde su invención. Este proceso también cuenta las primeras resistencias a su implantación por parte de la población, que se desplazaba mayoritariamente a pié y que vio como la peligrosidad de las calles aumentaba con la irrupción de este nuevo modo y de cómo fue cambiando la cultura y la morfología de la ciudad en torno al uso del coche hasta llegar a ser el modo predominante en el ámbito urbano sobre todos los demás.

En este enlace se puede encontrar la presentación completa de apoyo que se utilizó durante el acto. Recomendamos fuertemente echarle un vistazo.

Y en este vídeo lo cuentan de otra manera:

Algunos momentos del debate.

photo_2016-10-21_00-34-42

La foto no es ninguna maravilla, pero la luz no era muy buena y el teléfono da para lo que da :/

En el seguimiento que hicimos en su día del debate no llegamos a incluir un resumen de la intervención de Borja Caravante, concejal del Partido Popular. Recuperamos ahora parte de su intervención, particularmente tres momentos que nos parece interesante rebatir.

La intervención comenzó agradeciendo la invitación y el trabajo que supone la organización de eventos tan extensos como la Semana de la Movilidad, cosa que siempre es un detalle. Aparte, queríamos destacar tres argumentos que se utilizaron y a los que no nos resistimos a contestar:

El urbanismo expansivo:

El primero fue una defensa del urbanismo expansivo, un modelo que consiste en crear nuevos desarrollos urbanísticos en la periferia de la ciudad y que garanticen una determinada cantidad de espacio inaccesible en las partes interiores de la ciudad. Por un lado la defensa se basó en que es el modelo que se venía empleando en todas las grandes ciudades y por otro lado que ofrecía mejores condiciones de vida, eso si, a unos costes.

A la primera parte del argumento el acerbo popular habría contestado sin dudar “¿Y si otros van y se tiran a un puente tu también?”. Lo cierto es que se ha escrito ya mucho sobre el urbanismo expansivo y entrar al tema se saldría de la intención de este artículo así que nos vamos a servir de una serie de tweets que hizo hace algún tiempo la gente de Nación Rotonda para hablar de los problemas de acceso a Madrid.

Más interesante puede ser el tema de los costes, y sobre todo, quién los paga. Por un lado es evidente que las viviendas tienen que poder ofrecer unos mínimos de calidad de vida, pero esto no se logra únicamente con un consumo mayor de espacio, sino que se logra también creando zonas de la ciudad bien dotadas y con vida propia, tal y como ocurre en el centro de la ciudad. Al final, las grandes ampliaciones de Madrid de los últimos años han quedado en zonas meramente residenciales muy poco dotadas de servicios públicos, con poca vida comercial y cultural y por lo tanto vecinal.

3030540-poster-3028661-poster-p-suburb-az

Al final la vida en este tipo de barrios, termina por generar mayores costes a la administración pública, que se ve obligada a dotar de recursos accesibles a grandes extensiones de tejido urbano poco denso a unos costes crecientes.

Y aquí viene el mecanismo perverso de cómo se distribuyen esos costes. Nuevamente nos encontramos ante una de esas maneras de “socializar las pérdidas y privatizar los beneficios”. El beneficio fundamental de construir terrenos de la periferia fue a parar a los promotores urbanísticos mientras que los costes recaen por un lado en las propias personas que van a vivir allí (posiblemente motivadas por precios más asequibles) que tendrán que gastar más tiempo y más dinero en poder acceder a sus empleos, a los servicios públicos, al ocio, la cultura…. Por otro lado está el coste que asume la administración, que tendrá que dotar a todo ese nuevo territorio de transporte público, escuelas, centros de salud, hospitales… todo ello a un coste por habitante mucho mayor que en zonas interiores de la ciudad.

Finalmente, todos y todas sabemos los estragos que sigue causando a día de hoy la burbuja inmobiliaria. De cara al futuro, y para hacer más difícil que se vuelvan a vivir tropelías como las que hemos vivido en nuestras ciudades, poner en marcha mecanismos como una Ley de Movilidad Sostenible ayudarían a poner coto a este tipo de desarrollos urbanísticos centrados mucho en el lucro económico y poco en la calidad de vida de las personas.

La libertad de elección:

Otro de los argumentos destacados de la intervención fue el de la libertad de elección. Se quiso poner de manifiesto que cuando se habla de movilidad sostenible el debate se transforma en una suerte de pelea de unos modos contra otros y que esta no es manera de avanzar. ¿Y qué salida proponen? Ofrecer alternativas para que la gente pueda elegir libremente el modo en el que moverse que más le convenga, apostando por la intermodalidad, con cambios de modo cómodos y al menor coste posible.

En este caso, como en el anterior, no deja de ser un bonito argumento hasta que entramos en el tema de los costes y, de nuevo, en quién los soporta. Para aquellas personas que quieran profundizar mucho en la materia es muy recomendable la lectura de otro trabajo en el que participó Alfonso Sanz: Las cuentas ecológicas del transporte. Para aquellas que se conformen con el resumen, bastará decir que la ilusión de la libertad de elección perfectamente legítima en base a las necesidades y preferencias de cada individuo se acaba cuando tenemos en cuenta los costes que conlleva cada uno de los modos. El caso del coche privado es paradigmático: máxima comodidad con la mínima eficiencia y grandes costes en términos de deterioro de la calidad del aire, de consumo de espacio y de hacer menos accesible el espacio público.

Esto no quiere decir que el coche sea malo, ni mucho menos. Es un gran invento, pero como todo invento es útil para algunas situaciones, no para todas. Hablando de la movilidad urbana es muy difícil que pueda sustituir a modos más eficientes como un transporte público bien planificado o los modos peatonal y ciclista en ciertas distancias.

El caso concreto del coche:

Ya por último, siguiendo el caso concreto del coche, el señor concejal del Partido Popular lanzó algunas preguntas: ¿Es el coche el problema, o es un problema porque contamina? ¿Qué ocurrirá entonces cuando los coches sean eléctricos?. Siguiendo con la reflexión, sostuvo que Ahora Madrid está en contra del coche de una manera ideológica, pero que hay que recordar que dentro de los coches también van personas, y que estas personas eligen este modo porque les es el más conveniente.

A la primera pregunta, y la más interesante, contestaríamos “Si, y si pero no solo”. Detrás de esta pregunta creemos que hay una clara intención de restarle profundidad al debate escondiendo unos problemas detrás de otros. En la ciudad el coche no produce únicamente problemas de contaminación del aire. También produce problemas de contaminación acústica, de consumo de espacio, de peligrosidad, de accesibilidad y de pérdida de calidad del espacio público. Son todas estas cosas las que nos dan la verdadera dimensión del problema. Seguramente el coche eléctrico sea un gran invento que puede ayudar a paliar algunos de estos problemas, pero que ni mucho menos los resuelve por si solo.

lifewithelectriccars002

Imagen de la web www.copenhagenize.com

En definitiva, esperamos que el debate político en torno a los problemas de movilidad y espacio público puedan ir ganando en profundidad y en calidad porque ahí ganaremos todas.

Anuncios

Acerca de ahoramovilidad

Grupo de apoyo a la comunicación en temas relativos a la movilidad urbana de Ahora Madrid.
Esta entrada fue publicada en Debates, Semana de la Movilidad y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s