Nuevas medidas de pacificación del tráfico.

El pasado jueves en la rueda de prensa tras la reunión de la junta de gobierno, la delegada Inés Sabanés anunció dos medidas relacionadas con la movilidad, una prueba de reducción de la velocidad en un tramo de la M-30 para evaluar su impacto en la contaminación acústica y una nueva fase de información en las pruebas de los sistemas de denuncia automatizada.

Prueba de reducción de velocidad en un tramo de la M-30

En un tramo de 2 kilómetros de la M-30, concretamente entre el Puente de los Franceses y San Pol de Mar, una zona que discurre muy cercana a edificios de viviendas se va a llevar a cabo una prueba de medición de la contaminación acústica en tres escenarios. El primer escenario es el estado actual de la vía con la limitación de velocidad a 90 km/h y en el cual se van a realizar mediciones de los niveles de intensidad sonora hasta el día 3 de mayo. En el segundo escenario se establecerá una limitación de velocidad a 70 km/h en la calzada sentido norte, la más próxima a las viviendas y se realizarán nuevas mediciones hasta el día 10 de mayo. Por último, en el tercer escenario se hará extensiva la limitación de la velocidad a 70km/h en ambos sentidos del tramo y se procederá también a hacer las mediciones oportunas.

Se trata, con estas mediciones de evaluar el impacto sobre la contaminación acústica de estas limitaciones, y establecer así si se adoptan o no de manera permanente o si es conveniente replicarlas en otros puntos de la ciudad.

M-30_(Madrid,_Spain)_03.jpg

La M-30 produce serios problemas de contaminación acústica a las viviendas situadas en sus márgenes.

Nueva fase informativa de los servicios de denuncia automatizada.

Aparte de esta prueba de reducción de velocidad también se anunció la inclusión de una nueva fase dentro de los periodos de prueba de los mecanismos de denuncia automatizados que ponga en marcha el Ayuntamiento, comenzando por una prueba de esta nueva fase con el radar de tramo que actualmente se está testando en la avenida de Córdoba (aquí se puede encontrar más información sobre este radar).

En esta nueva fase, la última dentro del periodo de pruebas antes de que el radar esté plenamente operativo, se enviarán notificaciones a aquellos conductores que hayan rebasado la velocidad máxima permitida que haya detectado el radar. Esta notificación no supone una sanción ya que el radar no está aún legalmente en funcionamiento, pero servirá para que los conductores sean conscientes de su presencia y de que en caso de persistir en su actitud estando operativo el sistema si que serían sancionados.

Esta medida será tomada como una prueba piloto de cara a incluir esta nueva fase en todos los periodos de pruebas de los diferentes sistemas de denuncia automatizada de los que dispone el Ayuntamiento de Madrid (radares, dispositivos foto-rojo, cámaras de circulación, vehículos de denuncia automatizada…)

Además se anunció que durante este año se pondrán en marcha 9 nuevos dispositivos foto-rojo (sistema que detectan vehículos que se saltan un semáforo en rojo) que se sumarán a los 26 que hay ya activos en la ciudad.

Estas medidas suponen otro paso más en la dirección de hacer más sostenible la movilidad de Madrid. Por un lado avanzando en la pacificación del tráfico, un paso fundamental para volver a convertir las calles en accesibles y seguras para otros modos e incidiendo además en la mejora de la calidad ambiental. Una calidad ambiental que también depende de los niveles de ruido. Nunca está de más recordar la importancia de combatir la contaminación acústica, de la cual, aparte de las obvias molestias, se ha demostrado que tiene una gran incidencia a la hora de agravar problemas de salud.

Estos pasos que se van dando pueden parecer lentos, pero en muchos casos tienen que ser así necesariamente. El estudio previo y los periodos de pruebas establecidos permiten comprobar la eficacia de las medidas y su impacto en la movilidad o su correcto funcionamiento.

El cambio, por mucho que nos gustaría que fuera más rápido va a ser paulatino. El sistema de movilidad de Madrid es un ecosistema complejo del que dependen muchas personas para sus desplazamientos diarios. A la hora de plantear y llevar a cabo cambios y medidas que afectan a la movilidad (y cualquier otro ámbito) entran en juego también la disponibilidad de recursos, las competencias, los acuerdos políticos e incluso la necesaria precaución para garantizar la seguridad jurídica de la ciudadanía. Es por tanto responsabilidad de la administración medir mucho las actuaciones para que este sistema siga siendo funcional mientras que camina hacia un modelo más sostenible. De la misma manera se da tiempo a la ciudadanía a asumir, comprender e incluso intervenir en estos cambios, sin olvidar nunca que el proceso es tanto o más importante que los objetivos.

Anuncios

Acerca de ahoramovilidad

Grupo de apoyo a la comunicación en temas relativos a la movilidad urbana de Ahora Madrid.
Esta entrada fue publicada en medidas y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s